Se pueden hacer modificaciones más complejas, pero esta es la más sencilla y aprovechas la propia salida de cascos ya existente. Si eres manitas, puedes poner una salida adicional.

En segundo lugar, el programa por excelencia para exprimir el chip de sonido de la gameboy es el LSDJ (Little Sound DJ) creado por Johan Kotlinski. Se trata de un tracker en toda regla para programar temas enteros en una gameboy, conteniendo además librerías de muestras (¡¡de 4 bits!!) de cajas de ritmos clásicas para utilizar en el canal WAV de la gameboy. Aunque hace tiempo que no se fabrican dichos cartuchos, es posible adquirir la rom desde la web del autor a cambio de un donativo y el autor nos proporcionará el acceso ftp a todas las versiones disponibles y futuras actualizaciones.

Dicha rom puede grabarse en un cartucho RAM como el que puede adquirirse en noiseandroid.com, tienda que recomiendo porque se preocupan de que las cosas te funcionen y son rápid

Chiptunes y Gameboys.

Muchos me habéis preguntado por los recursos utilizados para aprovechar esas viejas gameboy tochas para hacer una sesión de música chiptune. Es cuestión de investigar un poco, pero yo os cuento que es lo que me ha ido bien y, si a alguno le sirve, pues tanto mejor.
En primer lugar, el mejor modelo de gameboy para emprender una aventura musical chiptune es el original de 1989, la DMG-01 que es como se la conoce por ahí. Es la que tiene la circuitería más “manipulable”, por así decirlo. Y funciona con pilas normales, lo que le da una autonomía de unas 30 horas de media. Tiene una salida de auriculares con calidad de sonido bastante deficiente, pero que, con un par de cables y algo de pericia con el soldador, puede convertirse en una salida de línea que si se conecta a una mesa de mezclas y cuyo sonido cobra vida. Cualquiera diría que un chip de sonido con cuatro canales diese tanto de sí. Este es el vídeo tutorial que seguí yo:

Se pueden hacer modificaciones más complejas, pero esta es la más sencilla y aprovechas la propia salida de cascos ya existente. Si eres manitas, puedes poner una salida adicional.

En segundo lugar, el programa por excelencia para exprimir el chip de sonido de la gameboy es el LSDJ (Little Sound DJ) creado por Johan Kotlinski. Se trata de un tracker en toda regla para programar temas enteros en una gameboy, conteniendo además librerías de muestras (¡¡de 4 bits!!) de cajas de ritmos clásicas para utilizar en el canal WAV de la gameboy. Aunque hace tiempo que no se fabrican dichos cartuchos, es posible adquirir la rom desde la web del autor a cambio de un donativo y el autor nos proporcionará el acceso ftp a todas las versiones disponibles y futuras actualizaciones.

Dicha rom puede grabarse en un cartucho RAM como el que puede adquirirse en noiseandroid.com, tienda que recomiendo porque se preocupan de que las cosas te funcionen y son rápidos y amables. El cartucho incluye un software que te permite, a través de la conexión USB, transferir roms (en nuestro caso el LSDJ) y comenzar a trabajar con él. También es posible grabar y descargar la RAM que utilizan los programas como LSDJ donde se graban las canciones y el trabajo en  progreso.

El formato de canción que utiliza LSDJ es el .lsdsng y es posible cargar y descargar canciones de un archivo de RAM residente en nuestro disco duro mediante el uso de una aplicación java desarrollada por el propio autor, LSDmanager. Podemos descargar temas en este formato en páginas como lsdsng.com y cargarlas en nuestras gameboys para una sesión DJ. Es posible crear kits de percusión personalizados también con el LSDpatcher, otra aplicación java dedicada a ese fin, aunque yo no me he metido en este berenjenal aún.

Bueno, y no me extiendo más porque ya es demasiada información. Podéis usar emuladores en PCs o teléfonos si no queréis o podéis utilizar gameboys originales, pero mola menos…

Tenéis una wiki del LSDJ donde hay muchísima información, tutoriales y enlaces a multitud de recursos de este mundo chiptune. Y, si os vais a aventurar a componer, ¡no dejéis de leer el manual del LSDJ en primer lugar!